👑 Un asiento al lado de Jesús

7

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | 👑 Un asiento al lado de Jesús

Llegamos hoy al último día de esta serie sobre avanzar, y no volver atrás. ¡Deseo que hayas sido inspirado a lo largo de estos días, y que muchas ideas se hayan quedado en tu corazón!

Ayer veíamos cómo Jesús sufrió la cruz, y cómo tú tuviste mucho que ver en ello. Vamos a retomar el versículo de ayer, y a completarlo con el final de este pasaje: “el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios” (Hebreos 12:2).

El gozo de saber cómo Su sacrificio te salvaría a ti y a millones de personas, dio fuerzas a Jesús para sufrir la cruz, y todo lo que iba a ocurrir en ella a nivel espiritual.

De hecho, la cruz estaba reservada a los criminales y ladrones, a lo más bajo de la sociedad, y era una vergüenza y maldición ser colgado en ella… pero a Jesús no le importó ser contado como uno de ellos.

Él soportó las burlas, los escupitajos, los latigazos, la desnudez, los puñetazos, las espinas, los clavos, los desafíos, y la peor muerte conocida en aquél entonces… y lo hizo por ti.

Jesús tomó la copa entera (Mateo 26:39) y pagó el precio completo, porque sabía que eso nos abriría las puertas del Cielo.

Le restó importancia al hecho de sufrir todo lo que te dije antes: de hecho, Él menospreció el oprobio, la vergüenza pública de pasar por todo ello. ¡Jesús estaba demasiado ocupado salvándonos como para pensar en Su propia dignidad, o en Su apariencia!

Todo ello le llevó inevitablemente a obtener la mayor victoria de todos los tiempos, y a sentarse a la diestra del trono de Dios. ¡Él es tan Digno de estar ahí, y de ser adorado por la eternidad!

Y por Su misericordia, nosotros estamos también sentados en el espíritu a Su lado en los lugares Celestiales (Efesios 2:6).

Por tanto, si Él menospreció Sus sufrimientos por salvarnos, ¿cómo no estaremos nosotros dispuestos a sufrir lo que haga falta y a menospreciar los oprobios de los demás por Él?

Querido/a amigo/a, es tiempo de ser más determinados que nunca en nuestra relación con Dios, y en lo que Él nos llama a hacer. Nada le detuvo a Él para darlo todo en la cruz, ¡y nada nos detendrá a nosotros tampoco para servirle! 

Me gustaría profundizar más sobre este pensamiento contigo, y orar juntos en el vídeo de hoy. Te invito a que te unas a mí en este enlace.

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                 
   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

2 Comments

  1. Oswaldo Monier el 02/10/2022 a las 1:18 PM

    Gracias Señor Jesucristo por derramar tu sangre preciosa en el madero de la Cruz y darnos vida y vida en abundancia
    AMÉN 🙏🙏🙏🙏

  2. Jorge Romero el 02/10/2022 a las 3:40 PM

    Gracias Jesús es un milagro en mi vida bendiciones.

Deja un comentario