¡Haz que cuenten!

2021.02.05@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ¡Haz que cuenten!

¿Alguna vez te ha pasado que, al tener una conversación con amigos, habéis empezado a hablar de otras personas, y habéis acabado casi sin daros cuenta criticando, juzgando o directamente murmurando?

He de reconocer que a mí me ha pasado esto algunas veces, hasta el punto de preguntarme en más de una ocasión: ¿cómo es posible que hayamos derivado en la conversación hasta este punto? Hay una serie de mecanismos que entran en juego aquí: 

  • Contar secretos: No sé si te habrá pasado a ti, pero cuando sabes algo que nadie más sabe y te dispones a contárselo a los demás, hay una especie de acelerón de adrenalina. Nos sentimos en el centro, con la atención de todos, sobre todo si la noticia es sorprendente. 
  • La presión de grupo: Cuando estás en una conversación y parece que todo el mundo está de acuerdo, hablando mal sobre una persona, o sobre un grupo, una opción política, etc., hay una presión en nosotros por seguir la corriente, para no parecer los bichos raros. 
  • La curiosidad: Todos tenemos ese punto de curiosidad, en el que estamos interesados en conocer historias o cosas que le han ocurrido a otras personas, sobre todo si son poco frecuentes.

A veces tomamos nuestras conversaciones a la ligera, y nos olvidamos del poder tan grande que tienen nuestras palabras, y de la seriedad que Dios le confiere a cada cosa que decimos. Jesús, de hecho, dice: “Puedes estar seguro de esto: que cuando el día del juicio venga, cada persona tendrá que dar cuentas de todas las palabras irresponsables que han hablado, por cada una de ellas” (Mateo 12:36, traducido de TPT). 

Querido/a amigo/a, tus palabras tienen un valor enorme; por tanto, ¡haz que cuenten! Que cada palabra que salga de tu boca esté llena de luz y de bendición, y que sea para animar y edificar, nunca para criticar ni para destruir. Y si tus amistades tienden a criticar y a murmurar, quizá es tiempo de hablarles claramente, o de cambiar directamente de amigos =) 

“Señor, quiero que cada palabra que salga de mi boca bendiga a las personas y te dé gloria. Ayúdame a no decir cosas de manera irresponsable, ni a hacer daño a nadie. Que mis palabras estén llenas de Tu luz y de Tu bendición. En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”

¡Eres un Milagro!
Christian Misch

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                 
   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

4 Comments

  1. Kelly Lexie el 05/02/2021 a las 11:41 AM

    Gracias por esta meditación. Me alienta y me exorta para que realmente tome responsabilidad de lo que sale de mi boca, sabiendo que un día daré çuenta ante Dios justo y Santo. Que Dios te bendiga por cada enseñanza..

  2. Roberto Redondo el 05/02/2021 a las 1:25 PM

    Dios los BENDIGA, me gozo con cada enseñanza de la palabra y ya la comparto con muchos compañeros, he notado ya por varios días que no tiene audio me podrían decir si algún problema para saber si es mi teléfono.

  3. Elizabeth el 05/02/2021 a las 4:13 PM

    Muchas gracias ☺️ Cristian y Eric han sido de mucha ayuda confieso que he pecado mucho en esta area y con todo mi corazón quiero brillar para Jesús y romper toda maldición que yo misma me provoque o traje a los demás.

  4. Gustavo Cabrera el 06/02/2021 a las 12:37 AM

    Gracias

Deja un comentario