Toda la plenitud…

2021.07.13@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | Toda la plenitud…

¿Te consideras una persona segura de ti misma? ¿Tienes facilidad para expresarte y mostrarte como eres ante los demás, o te sientes acomplejado/a e inseguro/a a la hora de interactuar con otras personas? 

A lo largo de la historia, muchas personas que no se sentían preparadas para un cargo o tarea en particular, cuando han sido escogidas para ello, han ido mucho más allá de lo que se creían capaces, para así estar a la altura de la responsabilidad que les había sido encomendada. 

Déjame que te lo ilustre de esta manera: si ahora mismo te nombrasen embajador, representante de tu país en el extranjero, la carga de la responsabilidad de saber que representas a tu país te llevaría sin duda a buscar superar tus límites. 

Aun si tuvieses problemas de timidez o de inseguridad, en ese momento te meterías tanto en el papel de embajador, que empezarías poco a poco a caminar con más confianza, a hablar de una forma más pausada, a buscar hacer más contacto con los ojos… es decir, harías todo aquello que un embajador hace, y eso te ayudaría al final a terminar comportándote naturalmente como un embajador. 

De igual manera, quizá piensas que no se te da bien orar, que tienes problemas con tu carácter, que no eres disciplinado/a, que eres inconstante con la Biblia… o cualquier otra cosa. Pero piensa en esto por un momento: Imagínate que, como dice la Biblia, fueses ya “perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Efesios 4:13). ¿Cómo crees que te comportarías en tu día a día? ¿Qué cosas de las que estás haciendo ahora cambiarías, y de qué manera? ¿Cómo cambiaría tu forma de ser?

Querido/a amigo/a, has sido creado para llegar al nivel de plenitud en Cristo. Dios ha puesto Su realeza en ti: hoy es el día para dejar atrás los errores del pasado, los estereotipos, los complejos y las inseguridades. ¡Levántate hoy y empieza a comportarte como si ya hubieses llegado a esa plenitud!

Deja que ese mismo pensamiento se convierta en una inspiración para ti, y que te lleve a superar tus límites con la ayuda de Jesús.

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                 
   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Deja un comentario