? ¿Tienes puntos ciegos?

2021.11.13@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ? ¿Tienes puntos ciegos?

Uno de los grandes inconvenientes a la hora de conducir son los puntos ciegos. Generalmente los espejos no cubren todos los ángulos de visión, por lo que se generan una serie de puntos ciegos en los que no sabemos lo que está pasando. 

Si, basado en lo que vemos en el espejo, decidimos hacer una maniobra, podemos provocar un accidente si justo en ese momento otro vehículo se había acercado por uno de esos puntos ciegos. Es por eso que es muy útil mirar hacia atrás, o comprar unos pequeños espejos complementarios que permitan ampliar el rango de visión. 

Todos tenemos en nuestra vida puntos ciegos. Cosas tales como malas actitudes, formas de pensar erróneas, mentiras, orgullo, ira…, cosas que han estado en nosotros quizá por mucho tiempo de una forma muy discreta, y que nunca habíamos visto claramente. Necesitamos la revelación y la guía de Dios para poder verlos, y para saber cómo actuar en consecuencia. 

El rey David era muy consciente de que tenía puntos ciegos en su vida, y buscaba insistentemente la ayuda del Señor para poder verlos. Así lo expresa en el Salmo 19: “¿Quién podrá entender sus propios errores? Líbrame de los que me son ocultos. Preserva también a tu siervo de las soberbias; que no se enseñoreen de mí; entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión” (Salmo 19:12-13). ¡Qué actitud más preciosa!

Dios amaba profundamente al rey David, y una de las cosas que más le agradaban de él era precisamente su corazón humilde, así como su deseo de no ofender a Dios. Es así como pudo revelarle sus debilidades, y guiarle a lo largo de su vida. 

Mi querido/a amigo/a, Dios quiere revelarte tus puntos débiles, para que puedas fortalecerlos. Únete conmigo en oración en este día, y pídele a Dios que te dé una mayor revelación de las cosas que tienes que cambiar, así como sabiduría para saber cómo cambiarlas en tu día a día. ¡Él desea fortalecerte! 

Recuerda: Él es poderoso para guardarte sin caída, y presentarte sin mancha delante de Su gloria con gran alegría (basado en Judas 24)

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                 
   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Deja un comentario