¿Por qué te escondes?

2021.01.28@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ¿Por qué te escondes?

¿Alguna vez has tratado de ocultarte, de esconderte?

Bajo el reinado de Ciro, los sátrapas y los gobernadores tenían envidia de Daniel, y deseaban matarlo, para así poder tener una mayor influencia sobre el rey. Tal fue así que urdieron un plan para tender una emboscada a Daniel: convencieron al rey para que firmase un edicto real prohibiendo que nadie pudiese adorar a dioses y hombres aparte del rey mismo. 

Dice la Biblia que, “cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes” (Daniel 6:10).

Ese peligro que le acechaba no le hizo tratar de esconderse ni de ocultar su fe. Todo lo contrario: él siguió teniendo sus momentos de comunión profunda con Dios, ¡y mientras tanto, tenía las ventanas abiertas de par en par!

El enemigo trata de silenciarnos a través del miedo. Nos convence para que “no nos metamos en problemas”, por miedo a lo que nos pueda pasar, y que así perdamos las oportunidades de hacer lo que Dios nos dice, y de ver la gloria de Dios. 

Dos cosas vinieron sobre la vida de Daniel como consecuencia de su coraje y osadía:

  • Fue echado al foso de los leones. Sí, es verdad, las tinieblas atacaron fuertemente. Pero…
  • Fue protegido milagrosamente por Dios, y eso impactó a todo el reino de Persia, empezando por el rey Ciro. 

Querido/a amigo/a, no has sido creado para esconderte. ¿En qué áreas sientes que estás jugando al escondite? ¿Por qué crees que lo haces? Yo a veces también lo hago, y estoy harto. ¿Te unirías conmigo para orar?

“Señor, no quiero volver a hacerle el juego a las tinieblas. No quiero volver a callar cuando tengo que hablar, ni avergonzarme, ni a preocuparme de los problemas que me puedan venir como consecuencia de seguirte. Quiero vivir radicalmente para Ti, lleno de coraje y amor, y ver Tus milagros como respuesta a ello. ¡Gracias porque estás obrando en mí! En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”

¡Eres un Milagro!
Christian Misch

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

1 Comment

  1. jaimesr45@gmail.com el 28/01/2021 a las 10:40 AM

    Gracias por existir,y darle nueva vida alos que creen en tu palabra oh Dios .
    Jaime santos

Deja un comentario