¡No desmayes!

3. Face@2x-100-min

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ¡No desmayes!

“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Isaías 41:10).

“No desmayes…”

Está en nuestra naturaleza humana el a veces inquietarnos y venirnos abajo. Un día, Jesús dijo a Marta: “Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas…” (Lucas 10:41).

Somos muy a menudo como Marta: nos afanamos y nos inquietamos por muchas cosas, a veces hasta desmayar. Nos metemos presión por hacer cincuenta mil cosas, y, en nuestra agitada carrera, nos olvidamos de lo más importante: que Jesús está ahí, en casa con nosotros, a nuestro lado.

En este pasaje, Marta no tiene más que una idea en su cabeza: ser una perfecta ama de casa para su huésped. Lo que Marta olvida es que el verdadero “amo de casa”, el único capaz de responder perfectamente a sus necesidades, ¡es el huésped mismo!

¿Qué relación tiene esto contigo y conmigo hoy, querido(a) amigo(a)? Es inútil enfocarnos en nuestros problemas, en todas aquellas cosas que nos estresan, ya que eso nos lleva a desmayar. Jesús es Aquel que hace milagros, que sana a los enfermos, que libera a los cautivos y que restaura a los que tienen el corazón roto. ¡Él quiere que te centres en Él!

Si estás haciendo frente a una situación imposible, me gustaría darte dos consejos:

  • No te apures, y 
  • No intentes resolver esa situación por ti mismo(a)

Sea cuál sea tu problema, preséntaselo a Jesús. ¡Él lo puede todo! ¿Por qué no dejar al huésped de tu vida convertirse en el dueño tu existencia? Tienes todo que ganar: una nueva vida que descansa en la confianza en Dios, un corazón abierto que cree en todo lo que Dios puede hacer a través de ti, y una vida en la cual no tendrás más que afanarte por aquello que no puedes controlar.

Jesús nos dice así: “¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?” y “Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”. (Mateo 6: 27 y 34).

La inquietud no tendrá más control sobre tu vida, ¡al contrario! ¿Para qué inquietarte? Haz tu parte (lo posible) y deja a Dios la suya (lo imposible). 

Gracias por existir,
Éric Célérier

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

3 Comments

  1. Julia Ortiz el 06/05/2020 a las 4:52 PM

    Gracias por la invitación!

  2. alvaro rojas c el 07/05/2020 a las 3:27 AM

    BUENA NOCHE PASTOR ERIC
    GRACIAS POR EXISTIR.
    EL MENSAJE ES MUY DICIENTE NO DESMAYARNOS COLOCAR TODOS NUESTROS PROBLEMAS Y SITUACIONES MANOS DE DIOS Y NO BUSCAR SOLUCIONES EN NUESTRAS PROPIAS FUERZAS,YO VIVO EN COLOMBIA,DTO ATLANTICO,EN UN PUEBLO LLAMADO MALAMBO SOMOS ESTRATO 1,LA SITUACION NO HA SIDO FACIL POR LA PANDEMIA,UD SABE SIN TRABAJO,ETC ETC,PERO COLOCAMOS NUSTRO DIA EN LAS MANOS DE DIOS Y GRACIAS A EL NO NOS HEMOS NI NOS A OCOSTAREMOS SIN EL SUSTENTO DIARIO,DIOS NOS PROVEE EL ESTA CON NOSOTROS Y NADA NOS FALTARA SE QUE TODO PASARA Y ENCONTRARE UN BUEN TRABAJO PORQUE DIOS NOS TIENE POR CABEZA Y NO POR COLA ,
    SALUDOS UN ABARZO
    DIOS LO GUARDE

  3. Luz D. Velazquez el 27/05/2020 a las 2:32 PM

    Que hermosa palabra que alienta nuestras vidas. Gracias x existir

Deja un comentario