Honra y honor

2021.07.19@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | Honra y honor

Vivimos en una cultura en la que los conceptos de honra y honor son obviados con demasiada facilidad. 

Desde los comentarios que escuchamos en la calle contra los políticos, a las expresiones que usamos en nuestro día a día para catalogar a otras personas, pasando por innumerables programas de televisión cargados de crítica y cinismo: esa actitud de queja y de burla se ha convertido en algo típico de nuestro día a día, algo a lo que nos hemos acostumbrado. 

Es fácil, de hecho, burlarse del débil, criticar a los que piensan de manera diferente, o juzgar a los que tienen más problemas que nosotros. Lo más triste es que este tipo de comportamientos se dan también, en ocasiones, en la iglesia, entre hermanos. Las críticas, las burlas y los deseos de “exponer” a los demás a veces las encontramos en nuestro medio también. 

La Biblia dice: “Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey” (1 Pedro 2:17). Me encanta la progresión de este pasaje, porque combina la honra con el amor, e incluso con el temor reverente a Dios, para terminar de nuevo con la necesidad de honrar a las instituciones. 

El verbo “honrar” tiene implícitas las ideas de respeto, honor e incluso celebración. Dios desea que no participemos de esas formas de deshonra que son tan comunes en el mundo, sino que seamos capaces de ver lo mejor en las personas para honrarlas, amarlas y celebrarlas. 

Querido/a amigo/a, es mucho mejor escoger la honra que la deshonra, tanto en tu vida como en la vida de los demás. A lo largo de esta semana vamos a analizar el papel tan clave que tiene la honra en nuestra vida, y voy a compartir contigo claves que te ayudarán a vivir en ese estilo de vida de honrar siempre a los demás. ¿Estás preparado/a?

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Deja un comentario