¿Conforme, o no conforme?

Home | Encuentra todos los mensajes | ¿Conforme, o no conforme?

Sigamos construyendo el pasaje de esta semana. Dice así: “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad…(1 Juan 5:14).

Si tuvieses que evaluar tus oraciones, ¿dirías que son todas conforme a la voluntad de Dios? Esa es precisamente la clave que podemos encontrar en la segunda parte del pasaje de esta semana: el hecho de pedir conforme a la voluntad de Dios.

A lo largo de mi vida, he visto a muchas personas que parece que sus oraciones son una negociación con Dios. Intentan convencerle de que sus peticiones son justas o que al menos no son malas, y que sería de hecho positivo que se las concediese, tanto para sus vidas como incluso quizá para otras personas. 

La clave de la oración, sin embargo, no se encuentra en intentar convencer a Dios, o en pedir solamente cosas buenas: está en pedir aquello que es conforme a Su voluntad. Y para conocer Su voluntad, necesitas conocerle profundamente a Él primero. 

Uno de mis pasajes favoritos sobre este tema es el que dice: “Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón” (Salmo 37:4). Cuando te deleitas en Dios, cuando tu placer se encuentra en estar en Su Presencia, entonces tu corazón se alinea con el Suyo. 

Es en esa interacción profunda con Él en la que tu perspectiva de las cosas cambiará, así como tus prioridades. Es ahí donde empezarás a ver con Sus ojos, a sentir con Su corazón, y cuando, de manera natural, tus peticiones empezarán a ser más conformes a Su voluntad. 

Querido/a amigo/a, ¡deléitate en Dios, y en Su voluntad perfecta! Ven con confianza delante de Él en este día para deleitarte en Su Presencia, y pídele que te ayude a conocer más Su perfecta voluntad para tu vida.

Él quiere concederte las peticiones de tu corazón