¡Ve y extiende el amor de Dios!

Home | Encuentra todos los mensajes | ¡Ve y extiende el amor de Dios!

Como prometí en el mensaje de ayer, aquí tienes algunos testimonios que hemos recibido a lo largo de estos meses en “Un Milagro Cada Día”:

“El Señor me hizo comprender que yo tenía valor a Sus ojos. Ahora sé que Su Espíritu está en mí, y aprendo cada día a hablar más con Él. Comprendí que Él me ama y qué no me abandonará nunca. Mi fe en Él crece de día en día, noto como se revela poco a poco más a mi vida a través de los mensajes”. ANNIK

“Entendí qué tengo valor a los ojos de Dios, y qué soy lo que Él dice que soy. He aprendido a verme con Sus ojos, a perseverar incluso en los momentos difíciles, y he entendido que de aquí en adelante ya no estoy sola. Cada mañana, me siento valorada, y, sobre todo, animada”. ARMELLE.

“Durante años, pude notar cómo mi madre me reprochó haber nacido. Tuve varias tentativas de suicidio. Sin embargo, Dios siempre puso en mi camino a personas que supieron tocar mi corazón. Me gustan todos vuestros mensajes, pero sobre todo particularmente la frase “gracias por existir”, ya que resume todo lo que Dios me dice cada día. ¡Gracias!”. ROSELINE.

Quería terminar esta serie de mensajes sobre la humildad compartiendo contigo unos cuantos testimonios, para poner de relieve la importancia de dar gloria a Dios primeramente. ¡Es importante ser consciente de lo que Dios está haciendo, y darle a Él toda la gloria por ello!

Pero, aparte, también quería compartirlos contigo para animarte a animar. Quizá tus amigos o tu familia se encuentran en una situación difícil, y no se atreven hablar de ello. Puede ser también que no sepan aún cuánto Dios les ama, y cuán valiosa es a Sus ojos sus vidas. ¿Y si hoy les mostrases un acto de amor?

Te invito a que hagas el siguiente ejercicio: escoge una persona de toda tu lista de contactos a la que quieras animar. Es una buena idea que ores al Señor antes para que Él te guíe a la hora de escoger a esa persona, ya que Él conoce mejor las necesidades de cada uno.

Una vez hayas escogido a esa persona, mándale un simple mensaje de amor por SMS, email, WhatsApp, Messenger… (lo que prefieras), expresándole cuánto la estimas y cuánto valoras su amistad. Puedes escribir algo como: “¡Gracias por estar en mi vida! Valoro muchísimo tu amistad, y hoy solo quiero aprovechar para decirte que tu vida es preciosa, y quiero que lo sepas. ¡Gracias por existir, “Nombre”!”

A veces, basta una sola palabra llena de amor, humildad y reconocimiento para cambiar todo.

¡Ahora te toca a ti extender Su amor, querido(a) amigo(a)!

Gracias por existir,
Éric Célérier