¡No escondas tus emociones al Señor!

Home | Encuentra todos los mensajes | ¡No escondas tus emociones al Señor!

Terminamos hoy nuestra serie sobre la salud emocional. Deseo que haya sido de una gran bendición para tu vida.

David era muy transparente en sus escritos. Exprimía sus sentimientos, no tenía miedo de desnudar su alma ante Dios y de decirle lo que sentía en lo más profundo. Un día declaró: 

“A ti clamé, oh Señor. Le supliqué al Señor que tuviera misericordia, diciéndole: «¿Qué ganarás si me muero, si me hundo en la tumba? ¿Acaso podrá mi polvo alabarte? ¿Podrá hablar de tu fidelidad? Escúchame, Señor, y ten misericordia de mí; ayúdame, oh Señor” (Salmo 30:8-10)

Dios aprecia que seas sincero(a) con Él, que compartas con Él lo que sientes.

¿No entiendes por qué esta situación persiste en tu vida? ¿Estás herido(a), estás sufriendo? Díselo a Él.

¿Te sientes desamparado(a), traicionado(a)? Ábrele tu corazón a Dios, y entrégale tus lágrimas. Él quiere escucharte, tranquilizarte y consolarte.

Sí, querido(a) amigo(a), puedes ser honesto(a) con Dios: Él es tu mejor amigo, y te ama de lo más profundo. 

Gracias por existir, 
Eric Célérier