No es Chanel nº5…

Home | Encuentra todos los mensajes | No es Chanel nº5…

¿Alguna vez le has lavado los pies a alguien?

Yo sí, y muchas veces =) Mi abuela ha sido siempre una de las personas más especiales de mi vida. Durante los últimos años de su vida, las cosas no siempre fueron fáciles para ella, debido a su estado de salud. Recuerdo ayudarla con muchas cosas del día a día, y una de ellas era precisamente lavarle los pies. He de reconocer que no era mi actividad favorita, pero estaba contento de poder ayudarla. ¡Le gustaba mucho!

¿Alguna vez has pensado cómo debían tener los pies los discípulos de Jesús? Teniendo en cuenta que caminaban mucho, que llevaban sandalias y que la higiene en aquellos tiempos no era la mejor, puedes estar seguro(a) de que no olían precisamente a Channel nº5 =) Era la actividad que aquellas personas con dinero pedían a sus sirvientes realizar. Jesús, sin embargo, no tuvo ningún reparo en tomar un barreño y una toalla, y lavarle los pies a Sus discípulos. Jesús era el Rey de reyes y Señor de señores, y aun así les sirvió por amor. 

Esto es lo que les dijo: “Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis” (Juan 13:13–15)

Sí, Dios mismo sigue bendiciéndote a diario en todas las áreas de tu vida de una forma extremadamente generosa, y Su voluntad es que Su amor te llene hasta tal punto que tú también empieces a servir a los que te rodean de manera generosa, incluso en aquellas áreas que no son las más agradables. 

Querido(a) amigo(a), ¡practica la generosidad en todas las áreas de tu vida! Que en cada cosa que hagas, en cada situación en la que te encuentres, estés donde estés… puedas manifestar el corazón de Dios hacia los demás en los pequeños detalles, así como en las cosas más importantes. 

¡Eres un Milagro!
Christian Misch