¡Jesús se hizo pecado por ti!

4. Face@2x-100-min

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ¡Jesús se hizo pecado por ti!

¿Cuál piensas que es la peor injusticia que se puede cometer en este mundo? Creo, personalmente, que es considerar como culpable a una persona que es inocente.

Imagínate la situación:

  • Nunca has robado nada, pero aún así te tachan de ladrón y te menosprecian por ello.
  • Nunca has cometido adulterio, pero te acusan de haber sido infiel en tu matrimonio.
  • Nunca has cometido homicidio, pero te acaban metiendo en la cárcel como si fueses un criminal.

Esta es la situación que vivió Jesús. Siendo inocente, fue declarado culpable. Siendo irreprochable, fue tratado como una persona deshonesta, con malas intenciones. Todo se resume en este pasaje de las Escrituras:

“Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él” (2 Corintios 5:21).

Aunque Jesús era perfecto, aceptó convertirse en pecado por amor por ti. No se convirtió “en pecador”, ya que Él nunca pecó, ni en hecho ni en pensamiento. En realidad, Él se volvió “pecado”, para así llevar el castigo que merecíamos, y, por medio de Su sacrificio, poder darte libertad y perdón. ¿Puede haber un amor mayor que este?

Por amor a ti, Él aceptó sufrir lo indecible en la cruz y morir en tu lugar. ¡Esta es una prueba del impresionante amor de Dios por ti!

Cuando confías en Dios, puedes esperar milagros impresionantes. Esto es lo que experimentó Inés, una lectora de “Un Milagro Cada Día”. Aquí tienes su testimonio:

“Doy gracias a Dios por todo lo que ha hecho por mí a lo largo de estos meses. En este tiempo, he tenido que atravesar por situaciones verdaderamente complicadas, y me ha tocado hacerlo sola. En efecto, las personas en las confiaba me dieron la espalda, lo cual me hizo sentir abandonada y rechazada. Mi fe en Dios era cada vez más débil, y sentía que estaba también perdiendo la confianza en mí misma. Me encontraba mal, pero desde que me suscribí a “Un Milagro Cada Día”, empecé a tener de nuevo confianza. He descubierto que Dios es “verdadero amor”. ¡Soy tan feliz desde que me di cuenta de cuánto Dios realmente me ama! Las personas a mi alrededor me empezaron a preguntar por qué motivo estaba tan alegre por las mañanas, cuál era el motivo de ese cambio. ¡Algunos suponían que era porque  había empezado una nueva relación! :) Pero no. Recibir “Un Milagro Cada Día” me ha hecho ver que no debo temer al mañana, y eso se refleja en mi rostro. Desde entonces, mi fe es más firme. ¡Gracias por haberme dado de nuevo valentía!”

Querido(a) amigo(a), te animo a entregar tu vida, como Inés, entre las manos de Aquel que ha probado Su inmenso amor por ti.

Te deseo una día agradable en su Presencia.

Gracias por existir,
Éric Célérier

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.

* indicates required
    *

Leave a Comment