Cuida tus conversaciones

2021.11.19@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | Cuida tus conversaciones

Ayer vimos los peligros de tener relación con personas que sean una mala influencia para nosotros. Hoy me gustaría ver contigo otro tema también peligroso, y que ha arrastrado a muchas personas al error: las malas conversaciones. 

Sí, cuando hablamos de temas que no son apropiados, eso tiene una repercusión en nuestras vidas. Nuestra mente se empieza a llenar de malos pensamientos, de necedades, de groserías o de cualquier otra conducta mundana, lo cual tiene unas consecuencias nefastas para nuestra vida (Efesios 5:3-5, RVA).

Mira lo que el apóstol Pablo le dice a su joven discípulo Timoteo: “Timoteo, cuida bien lo que Dios te ha confiado. Evita las discusiones mundanas y necias con los que se oponen a ti, con su así llamado «conocimiento». Algunos se han desviado de la fe por seguir semejantes tonterías…” (1 Timoteo 6:20-21, NTV).

Pablo estaba animando a Timoteo a no perder tiempo ni a llenar su cabeza con en ese tipo de discusiones mundanas, ya que no solo no tenían ningún provecho, sino que además podían convertirse en un tropiezo para su vida. 

Esta advertencia no era solo para él. El apóstol Pablo, de hecho, dijo en su mensaje a la iglesia de Corinto: “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres” (1 Corintios 15:33). Este pasaje es muy interesante: cuando participamos de malas conversaciones, estas tienen un efecto negativo en nuestra conducta. Sí, afectan nuestras buenas costumbres, nos corrompen en el interior. 

Puede que pienses que no es para tanto, que es un poco exagerado y que a ti no te afectan esas conversaciones, pero mira cómo empieza Pablo este versículo diciendo: “No te equivoques…”. ¡Sí, nuestras conversaciones tienen realmente una gran repercusión en nosotros!

Querido/a amigo/a, apártate de las malas conversaciones. Que todas tus interacciones con otras personas sean limpias y edificantes, llenas de pureza y de bendición, sin críticas, burlas ni cosas que no convienen. ¡Verás lo bien que te hace! 

Eres una luz en este mundo, 

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Deja un comentario