“¡Bendice, alma mía, al Señor…!”

2021.08.09@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | “¡Bendice, alma mía, al Señor…!”

Doy gracias a Dios por tu vida, y por tener la oportunidad de empezar una nueva serie juntos. Esta semana vamos a centrarnos en el Salmo 103, uno de los más conocidos de la Biblia. ¡Espero que disfrutes de estos mensajes!


¿Alguna vez has hablado con tu alma? =) El Salmo 103 siempre ha sido uno de mis favoritos, sobre todo los versículos del principio, que comienzan precisamente con una invitación para nuestra alma. 

El rey David, autor de este salmo, empieza diciendo: “Bendice, alma mía, a Jehová, y bendiga todo mi ser su santo nombre” (Salmo 103:1). 

El alma es una parte muy profunda de nuestras vidas. Está relacionada con nuestros sentimientos, pensamientos y emociones, y tiene una clara conexión con nuestra parte más espiritual. Es por ello que es muy interesante ver cómo David habla con su alma, y le ordena bendecir a Dios, “decir bien” acerca del Señor. ¡Y no solo a su alma, si a todo su ser! 

Estoy convencido de que la vida del rey David no era fácil. Como rey, era consciente de los problemas que le rodeaban, de las amenazas, de los posibles ataques que podía recibir por parte de sus enemigos… David tenía razones para estar estresado y agobiado, pero él tomó una sabia decisión: la de bendecir a Dios en todo momento, independientemente de las circunstancias. 

Querido/a amigo/a, cuando bendices a Dios, ¡tú también eres bendecido! David lo sabía muy bien, y es por eso que daba prioridad a alinear sus pensamientos, emociones y sentimientos con la gratitud a Dios. ¿Y sabes qué es lo que mejor? Que tú también puedes tomar hoy la decisión de empezar a vivir en ese estilo de vida de gratitud y bendición continua a Dios. 

Dedica unos instantes ahora mismo para salir del ciclo de queja, dolor o inseguridad, y alinear de nuevo tu ser entero hacia la gratitud continua a Dios

¡Sí, bendice alma mía al Señor!

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Deja un comentario