Skip to content

¿A quién te pareces más?

7.Face-min

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ¿A quién te pareces más?

Hoy, es de nuevo mi amigo Christian Misch quien ha preparado el mensaje del milagro de hoy. Estoy convencido de que te va a bendecir grandemente. ¡Disfruta de su lectura!

¿Tienes hijos? Creo que, de entre todas las cosas que Dios nos da, los hijos son el regalo más precioso, más valioso que podemos tener. 

Cuando camino por la calle, me gusta fijarme en las personas con las que me voy cruzando. Siempre que veo a una pareja con niños pequeños, me encanta buscar el reflejo de los padres en los niños. ¡No falla, siempre encuentro parecidos! Puede ser la expresión de los ojos, la forma de sonreír o la estructura del cuerpo, no importa: siempre puedo ver la imagen de los padres reflejada en ellos. Y además, no solo de uno de los padres, sino de los dos. ¡Es tan especial ver cómo Dios lo ha diseñado todo!

Al principio, Dios dijo: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza…” (Génesis 1:26). Él se propuso crearnos de tal forma que Dios mismo pudiese ser reflejado y visto a través de nosotros.

Querido(a) amigo(a), quizá te sientes derrotado(a) por las dificultades de la vida, así como por tus propios fallos, y tienes dudas acerca de tu valor. Pero en este día quiero animarte y recordarte: ¡Eres un(a) hijo(a) de Dios, y tienes un valor inestimable a Sus ojos! Llevas la imagen de Dios.

¡Sí, Dios te imaginó a Su imagen! Él te ha diseñado perfectamente, te ha creado con una personalidad y con unos rasgos únicos, y, a la vez, ha puesto Su imagen en ti, para que todo el mundo pueda verla. ¿No es precioso?

Levántate hoy, dejando atrás los fracasos del pasado, y empieza a caminar con confianza. ¡Que todo el mundo pueda ver la imagen de Dios a través de ti!

Te llevo en mi corazón, querido(a) amigo(a).

¡Gracias por este mensaje, Christian! Sí, querido(a) amigo(a), te llevamos en nuestro corazón. Sé bendecido(a), disfruta de este domingo.

Gracias por existir,
Eric Célérier

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.

* indicates required
    *

Leave a Comment