Esta historia no te va a dejar indiferente

Lunes Face@2x-100-min

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | Esta historia no te va a dejar indiferente


Leí la historia de un niño pequeño que siempre volvía tarde a casa cuando regresaba de la escuela. Un día, sus padres le advirtieron que tenía que llegar a casa a tiempo; sin embargo, esa misma tarde el niño llegó más tarde que de costumbre. Esa noche, a la hora de la cena, el niño vio que solo había un trozo de pan en su plato, acompañado con un vaso de agua. Miró el plato lleno de su padre, y luego miró a su padre, quien permanecía en silencio. El niño estaba destrozado.

El padre esperó un poco a que el niño asumiera las consecuencias de su falta. Tras un rato, tomó tranquilamente el plato del niño y se lo cambió por el suyo que estaba lleno de patatas y de carne, colocándolo delante del niño mientras le sonreía.  Este niño creció y se convirtió en un hombre. Hoy, dice: “Lo que mi padre hizo esa tarde me permitió entender cómo es Dios”.

Esta historia es una bella ilustración de lo que es la “redención”. Esta palabra viene del griego “apolutrosis” (απολίτρωση) que significa “liberación efectuada tras el pago de un rescate”. En nuestra historia, el padre paga el precio, renunciando a su deliciosa comida, para dársela a su hijo. De igual manera Jesús, por causa de nuestras repetidas desobediencias, pagó el precio privándose de su gloria para dárnosla a nosotros, mientras que Él tomaba nuestra miseria y nuestro pecado (La Biblia, Romanos 3.23-24).

¡Jesús te ha amado tanto, querido(a) amigo(a), que ha cargado todos tus pecados! Y a cambio de ello, tienes la seguridad de su perdón y su bendición.

¡Gracias por existir!
Eric Célérier

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.

* indicates required
    *