Dios te mira favorablemente

Martes Face@2x-100-min

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | Dios te mira favorablemente


Un niño pequeño tenía una hermana que necesitaba una transfusión de sangre. El médico le explicó que su hermana María tenía la misma enfermedad de la que él fue curado dos años atrás. La única esperanza que María tenía para sobrevivir era conseguir una transfusión de alguien que ya hubiese vencido esa enfermedad. 

“¿Quieres darle tu sangre a tu hermana María?”, le preguntó el médico. Johnny dudó. Su labio inferior se puso a temblar. Luego sonrió y dijo: “¡Por mi hermana, desde luego!”. Rápidamente los dos hermanos fueron llevados a una sala del hospital.

La enfermera insertó la aguja en el brazo de Johnny. Cuando terminaron con la extracción, su voz ligeramente temblorosa rompió el silencio: “¿Doctor, cuando voy a morir?”. Fue en ese momento cuando el médico comprendió por qué el niño había dudado: pensaba que al dar su sangre perdería su propia vida.

Todos nosotros estábamos en una situación mucho más grave que la de María, e hizo falta que Jesús diera su sangre y su vida para salvarnos (La Biblia, 1 Pedro 1.19).

La Biblia llama a eso “expiación”. La palabra griega “Hilaskomai” (ἱλάσκομαι) significa “ser propicio, ser tranquilizado, alcanzar una opinión favorable ante alguien”. La Biblia en Hebreos 9.22 dice que la expiación tiene lugar por medio de la sangre vertida de un inocente en lugar de la del culpable.

¡Dios te mira favorablemente debido a la sangre de Cristo! Amigo(a) mío(a), ¿no te dan ganas de dar gracias a Dios junto conmigo por la sangre preciosa de Jesús?

¡Gracias por existir!
Eric Célérier

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.

* indicates required
    *