“Whac A Mole” ?

Home | Encuentra todos los mensajes | “Whac A Mole” ?

¿Has jugado alguna vez a “Whac A Mole”? Es un juego para niños, en el que hay que golpear con un martillo especial a unos simpáticos topos según van asomando su cabecita, para que vuelvan a meterse dentro. ¡Es bastante divertido! 

A veces tenemos una imagen de Dios que se parece un poco a este juego, pero que es mucho menos graciosa. Pensamos en Dios como alguien que está con un palo, esperando a que cometamos un fallo para castigarnos. Vemos las cosas que nos ocurren en la vida como “castigos” de Dios por los pecados que hemos cometido, y entramos en una dinámica de acusación y condenación. 

Sin embargo, mi querido(a) amigo(a), ¡esto no tiene nada que ver con la realidad! Mira lo que dice la Biblia: “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros” (Romanos 8:33-34). Sí: 

  • Dios no te acusa. ¡Él te justifica!
  • Dios no te condena. ¡Jesús ha sufrido tu condenación para que seas libre!
  • Y no solo eso, sino que además, ¡Él está intercediendo por ti!

¡Querido(a) amigo(a), Dios está a favor de ti! Él no te acusa ni te condena, sino que intercede por ti. Él desea bendecirte en todas las áreas de tu vida. Si Él pelea por ti, ¿quién podrá acusarte? ¿Quién podrá condenarte?:

  • Ni el diablo, 
  • Ni las personas, 
  • Ni siquiera tus propios pensamientos

Jesús nos ha hecho libres de la acusación y de la condenación. En estos próximos días, de hecho, vamos a ver cómo resistir de manera efectiva los pensamientos de acusación que vienen de estas tres fuentes: el diablo, otras personas, y nuestros propios pensamientos. 

¡Ten ánimo! Te llevo en mi corazón, 

¡Eres un Milagro!
Christian Misch