ūüĎě Traza una l√≠nea en el suelo‚Ķ

2022.01.07@2x-50

Home | Un Milagro Cada D√≠a | Milagros | ūüĎě Traza una l√≠nea en el suelo‚Ķ

Una de las claves m√°s fuertes para resistir las tentaciones es el temor de Dios.

S√© que muchos piensan que no tienen fuerza de voluntad, pero eso no es cierto, y me gustar√≠a poner un ejemplo para demostrarlo. Si tienes alg√ļn tipo de pecado que no has terminado de vencer totalmente, piensa en √©l por un momento.

Ahora imagina que un m√©dico te acaba de decir que la pr√≥xima vez que cometas ese pecado, morir√°s. Es un motivo m√©dico, y no es una probabilidad: el m√©dico, tras examinarte, te ha garantizado que ocurrir√°, porque tu cuerpo est√° afectado seriamente. 

La pr√≥xima vez que se presente esa tentaci√≥n, ¬Ņcrees que caer√≠as en ella, aun sabiendo que eso ser√≠a tu muerte instant√°nea? Estoy seguro de que, en ese momento, tus posibles deseos o pasiones pasar√≠an a un segundo plano, y que no lo har√≠as. Si realmente crees a ese m√©dico, si realmente conf√≠as en su veredicto, jam√°s volver√≠as a cometer ese pecado, por mucho que te apeteciese. ¬°Enhorabuena, acabas de comprobar que tienes fuerza de voluntad! =)

A veces no pensamos que los pecados tienen consecuencias inmediatas, pero s√≠ que lo tienen. De hecho, la Biblia dice que ‚Äúla paga del pecado es muerte‚Ķ‚ÄĚ (Romanos 6:23). Es f√°cil dejarse llevar y cometer un pecado cuando no entendemos las consecuencias que tiene, o estas parecen muy abstractas. S√≠, nos da pena caer, y no querr√≠amos hacerlo, pero al poner en la balanza el placer moment√°neo del pecado o esa culpabilidad, nuestra carne puede seguir escogiendo caer. 

Eso era lo que me pasaba a m√≠. Me daba cuenta de que esos pecados me afectaban, y de verdad que no quer√≠a hacerlos, pero viv√≠a en esa burbuja de deseos y condenaci√≥n‚Ķ hasta que un d√≠a el Se√Īor realmente me hizo ver que no pod√≠a seguir as√≠. Vi que era mucho mejor tener una relaci√≥n con Dios profunda y estar fuerte y bien, que tener esos momentos de ‚Äúplacer‚ÄĚ seguidos de condenaci√≥n, acusaci√≥n y fracaso. Pero sobre todo, entend√≠ que no pod√≠a seguir jugando con Dios ni con el pecado.

Ese temor de ofender a Dios me llev√≥ a trazar una l√≠nea en el suelo, y a decir ‚Äú¬°Hasta aqu√≠, nunca m√°s!‚ÄĚ. Tom√© la decisi√≥n de no ceder m√°s: de hecho, es ah√≠ cuando descubr√≠ el poder de apartarse de las tentaciones. ¬°Fue una combinaci√≥n gloriosa! Desde entonces, he experimentado una victoria constante contra esos pecados, ¬°y no pienso volver atr√°s!

Querido/a amigo/a, traza hoy una línea. Decide de todo corazón no volver a jugar con Dios en el tema del pecado, y usa tu decisión para apartarte de toda forma de tentación. ¡Una vida nueva llena de victoria en Cristo te está esperando!

¬°Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¬ŅQuieres recibir este email diario de aliento en tu direcci√≥n de correo electr√≥nico? Solo tienes que suscribirte a ‚ÄúUn Milagro Cada D√≠a‚ÄĚ en este formulario.


                 
   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

2 Comments

  1. Nancy Yaneth Velandia el 07/01/2022 a las 7:06 AM

    Gracias Cristian por recordarme esa línea invisible que existe entre el pecado y el temor reverente a Dios, la próxima vez recordare que mi pecado me va a llavar a la muerte y eso no lo quiero, gracias por tu tiempo, por el escrito, los audios y el vídeo son de gran bendición para mí y mi esposo.

  2. Marcela el 07/01/2022 a las 8:37 AM

    Gracias por esta maravillosa serie, me ha ayudado mas de lo que habría pensado.

Deja un comentario