¿Sientes las “cosquillas” cariñosas de Dios?

Home | Encuentra todos los mensajes | ¿Sientes las “cosquillas” cariñosas de Dios?

Nuestra hija Eva Grace está a punto de cumplir su primer añito de vida. ¡Cómo pasa el tiempo!

Es precioso ver cómo va creciendo de día en día. Belinda y yo siempre hacemos el máximo de fotos y vídeos que podemos, para tratar de conservar estos momentos y poder recordarlos en el futuro. Todos ellos son preciosos, aun los que son menos agradables (sí, cambiar pañales no es precisamente mi momento favorito… =)

Sin embargo, si hay una cosa que nos rompe el corazón es cuando se pone a llorar de dolor. Ahora que le están saliendo los dientes, esta escena se repite con cierta frecuencia. En esos momentos, no hay nada que funcione tan bien como agarrarla en abrazos, y empezar a hacerle cosquillas. La risa hace que se le olvide poco a poco el dolor, y la ayuda a relajarse. Tras un rato en mis brazos, apoya su cabecita en mi hombro, y se tranquiliza. 

El Salmo 23 continúa diciendo: “Confortará mi alma, me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre…” (Salmo 23:3)

Querido/a amigo/a, tienes un hueco reservado en los brazos de Dios. Sí, es verdad que los problemas de la vida duelen, hasta el punto de que a veces no podemos contener las lágrimas. Pero es en esos momentos en los que Dios te agarra en Sus brazos, y te conforta. Es ahí cuando puedes apoyar tu cabeza en Su hombro, dejar todos tus problemas en Sus manos, y sencillamente relajarte. 
Y mientras tanto, ¡espera un toque de Su parte, algo que te anime y te haga incluso sonreír! Esas “cosquillas” cariñosas de Dios, que te inspiran y te ayudan a seguir adelante por tu camino con fuerzas renovadas.