Siéntate un momento conmigo

Home | Milagros | Siéntate un momento conmigo


Para terminar esta semana, te quiero invitar a que reflexiones sobre estas palabras. Léelas como si viniesen de la parte de Dios para tu vida, y sé fortalecido(a) y renovado(a) por medio de ellas:

 

Ralentiza el paso. Siéntate un instante conmigo. Sé que tienes muchas cosas por hacer, pero tómate un instante para estar conmigo aquí, ahora.

Veo tu deseo de agradarme y de conocerme mejor, esa sed que tienes por oír mi voz.

Todos tus interrogantes encontrarán su respuesta en mí. Pero, ¿cómo podrás oírme en medio de tu torbellino de actividades, en medio del tumulto de voces que te rodean?

Frena el paso… ¡Ven!

Detente un instante… ¡Ven a mí!

No dejes que te atosiguen esas preocupaciones… Déjalas a un lado, y ¡ven!

No dejes que el miedo invada tu corazón… ¡Ven!

No te inquietes por el dinero… Sencillamente, ¡ven!

No temas por el mañana. ¡Ven hoy, ahora!

No te preocupes por la soledad, yo estoy contigo… ¡Ven a mí!

Siéntate conmigo y escucha mi voz. Déjate inspirar y renovar. Recibe mi vida, recibe mi paz, recibe mi gozo.

Querido(a) amigo(a), ¡ven a mí! Estoy aquí para ti.

 

Dios siempre está ahí para ti. ¡No lo olvides, no estás nunca solo!

Gracias por existir,
Éric Célérier

Leave a Comment