¿Prefieres a los demás?

2021.07.22@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ¿Prefieres a los demás?

Una de las consecuencias casi inmediatas de no honrar y de no valorar a otras personas, es que perdemos la oportunidad de ser bendecidas por ellas. 

Déjame que te ilustre lo que quiero decir. Si, por ejemplo, subestimas a una persona y tienes una baja opinión de ella, muy difícilmente recibirás nada de ella. Cuando quiera darte un consejo o ayudarte en algo, probablemente la menospreciarás en tu mente, pensando algo como: “¿Acaso crees que necesito algo de ti…?”. Esto es una forma de orgullo, que nos lleva a ver a esas personas como si fuesen de una categoría inferior a la nuestra.

Jesús dice: “El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá…” (Mateo 10:41). Piensa en el Antiguo Testamento: el pueblo de Israel no creyó ni tomó en cuenta a muchos de los profetas que el Señor les mandó, tales como Jeremías o Ezequiel, y perdieron las recompensas y bendiciones que Dios había preparado para ellos. 

Todas las personas que nos rodean tienen de alguna manera la imagen de Dios en sus vidas. Tienen un gran valor: de hecho, a lo largo de mi vida, ha habido momentos en los que las personas que menos me esperaba me han sorprendido con ideas, actitudes o iniciativas que han sido de gran bendición para mi vida. 

Es por eso que me encanta este pasaje de la Biblia que dice: “Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros” (Romanos 12:10)

Una versión inglesa traduce este pasaje diciendo: “Buscad amar tiernamente al resto de hermanos en la fe, como miembros de una misma familia. Tratad de superaros a vosotros mismos a la hora de respetaros y de honraros los unos a los otros” (Romanos 12:10, traducido del inglés de TPT). ¡Es tan precioso!
Querido/a amigo/a, que en tu corazón haya el deseo de amar y honrar a los demás, y que ese deseo te lleve a superarte a ti mismo, a crecer, y a incluso a preferir la honra para los demás antes que para ti.

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Leave a Comment