Parece ilógico, pero no lo es… ?

Home | Encuentra todos los mensajes | Parece ilógico, pero no lo es… ?

La lógica del Reino de Dios no es como la lógica de este mundo. 

Mira lo que Jesús le dijo a Sus discípulos: “Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud. Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas. Mas buscad el reino de Dios, y todas estas cosas os serán añadidas” (Lucas 12:29-31). Mira la lógica del Reino de los Cielos:

  • No te preocupes por lo que has de comer o beber, no te agobies: Quizá en lo más profundo de tu corazón hay un grito que se levanta y que quiere decirle: “Pero Jesús, ¿cómo no me voy a preocupar, si no llegamos a fin de mes?”. A veces nos toca pasar por situaciones complicadas, pero, si eres sincero, verás que, al final, la preocupación, la angustia y todo ese tipo de sentimientos negativos no te ayudan para nada a la hora de encontrar una solución a los problemas. Al contrario, nos ciegan más, nos impiden pensar con claridad, así que, ¿por qué agobiarse?
  • No hagas como el mundo: La gente que no conoce a Dios se centra muchas veces en intentar sobrevivir, más que en disfrutar plenamente los momentos de vida que Dios nos da.
  • Dios ya sabe lo que necesitas: Cierra tus ojos y piensa por un momento en esta promesa increíble: Él te conoce personalmente, sabe cuáles son tus necesidades, y quiere proveerte para ellas.
  • Busca el Reino de Dios, y deja que Él haga milagros en tu vida: Deja tus problemas a un lado, y busca de todo corazón a Dios y Su Reino. ¿Qué es lo que necesitas? Pídele que te dé sabiduría para saber qué pasos tienes que dar, esfuérzate, y déjalo todo en Sus manos. ¡Él tiene cuidado de ti!

Querido(a) amigo(a), cuando das prioridad al Reino de Dios en tu vida, todo lo demás se pone en su sitio. Y esto que te estoy diciendo a ti a través de este mensaje, me lo estoy diciendo a mí mismo también. Es tiempo de priorizar aquello que es realmente importante, sin dejar de cumplir con nuestras responsabilidades. Es tiempo de priorizar el Reino de Dios en nuestras vidas. 

¡Eres un Milagro!
Christian Misch