? ¡Oh, si rompieses los Cielos…!

2021.11.29@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ? ¡Oh, si rompieses los Cielos…!

Desde que tuve un encuentro personal con Jesús a los 15 años de edad, mi vida siempre ha estado marcada por ese deseo de conocerle más, y de experimentar lo máximo posible Su gloria y Su Presencia aquí en la tierra. 

Mi deseo más ardiente era el conocer las realidades del Cielo, y aplicarlas en mi día a día para así traer el Reino de Dios a la tierra. A lo largo de estos veinte años caminando junto a Jesús, esa pasión por Dios y por Su Presencia se han intensificado más y más, hasta convertirse en un fuego que me impulsa a darlo todo por Él cada día. 

Un versículo que me tocó mucho en mis primeros días de cristiano, y que se convirtió casi como en una oración para mí, fue el pasaje que dice: “¡Oh, si rompieses los cielos, y descendieras, y a tu presencia se escurriesen los montes…” (Isaías 64:1). ¡Qué fuerza tiene! ¿Puedes imaginártelo? No sé tú, querido/a amigo/a, pero yo quiero vivir una vida de Cielos abiertos, en la que no haya barreras de ningún tipo entre Dios y yo.

Sí, querido/a amigo/a, Dios quiere abrir los Cielos sobre tu vida, y derramar sobre ti Su Presencia y amor ¡a tal punto que las montañas y los problemas que quieran venir a tu vida no tengan más remedio que salir huyendo!

En este día oro por ti, para que vivas en esa realidad divina, y para que la Presencia de Dios te arrope y se convierta cada día en tu mayor anhelo. Y no solo oro esto sobre tu vida, sino por todas las personas que tú y yo estamos alcanzando a través de Un Milagro Cada Día, y por los cientos de miles de vidas que van a ser impactadas en los próximos meses a través de este email diario.

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                 
   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Deja un comentario