No pierdas el tren

Home | Encuentra todos los mensajes | No pierdas el tren


¿Alguna vez has perdido el tren? ¿Quizá alguna mañana de camino al trabajo, o de camino a una cita importante? Sea como sea, nunca es agradable.

Déjame contarte una pequeña historia. Una de las misioneras de TopChrétien (el ministerio francés en el cual nació “Un Milagro Cada Día”), esperaba el tren una mañana, cuando se anunció por megafonía: “El tren con destino a … está entrando en la estación”. Extrañada de que no entrase ningún tren, espero un rato, ¡hasta que se dio cuenta de que estuvo esperando todo ese tiempo en el andén equivocado! Sabía perfectamente cómo llegar hasta allí, pero se había equivocado de andén.

Hay una cosa en la que todos somos iguales, y es que un día todos nos encontraremos con nuestro Creador. La pregunta que quiero dejarte hoy es: ¿Estás segur@ de que estás en el buen andén?

La Biblia dice que después de la muerte hay dos destinos posibles: El infierno y el paraíso.

“Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).

No hay más que un camino hacia el Padre, un camino que lleva a la vida eterna, y ese camino es Jesús. Él vivió una vida perfecta y llevó el peso de nuestras culpas (Isaías 53:4). Jesús es el camino, la verdad y la vida. Aquellos que han aceptado a Cristo como Salvador, y que hacen de Él el Señor de sus vidas, vivirán eternamente.

Mi deseo para ti, querid@ amig@, es que pases la eternidad con Dios, ahí donde no hay más llanto ni dolor (Apocalipsis 21:4).

¿Estás en el buen andén? ¿Has hecho de Jesús tu Salvador, tu Señor? ¿Quieres hacerlo hoy y orar conmigo?

“Señor, sé que he pecado contra ti. Gracias por haber pagado el precio en mi lugar. Creo que has muerto y resucitado para perdonar mis pecados. Confío en ti y te acepto como mi Salvador y Señor personal. ¡Gracias Señor por haberme salvado y perdonado! ¡Amén!”

Gracias por existir,
Eric Célérier