Jesús tiene Sus brazos abiertos para ti

2. Face@2x-100-min

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | Jesús tiene Sus brazos abiertos para ti

La Semana Santa nos recuerda hasta qué punto podemos identificarnos con Cristo en ocasiones. Su muerte y Su resurrección nos muestran Su increíble amor por nosotros, independientemente de nuestra condición. Soportó todo por nosotros, como nos lo recuerda este pasaje de la Biblia:

“Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido(Isaías 53:2-4).

¿Estás pasando por momentos complicados, querido(a) amigo(a)? ¿Has experimentado humillación, rechazo, desprecio, soledad, dolores físicos y/o morales…?

Jesús entiende y sabe muy bien por lo que estás pasando, ya que Él sufrió terriblemente en la cruz:

  • Fue rechazado y despreciado por la gente, aun cuando hizo milagros y sanó a todos los que previamente se acercaron a Él.
  • Fue castigado y golpeado, aun cuando era completamente santo e inocente.
  • Fue humillado hasta el punto de que le escupieron, a Él, que era y es el Hijo de Dios
  • Fue abofeteado y azotado, aun cuando no hizo ningún mal.
  • Fue abucheado e injuriado, y a pesar de ello no se defendió.
  • Estaba solo, porque fue abandonado por todos los que le amaban.

Sí, en el monte Gólgota Jesús lo soportó TODO. Él obedeció hasta la muerte, y muerte de cruz (mira Filipenses 2:8). ¡Y gracias a ello, Su sacrificio nos permite hoy ser salvos de nuestros pecados, ser sanos de nuestras enfermedades y poder reconciliarnos con el Padre!

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados” (Isaías 53:5).

Identificarse con Jesús, con Sus sufrimientos y Su cruz, es un camino difícil que a veces nos toca vivir como cristianos, pero no te olvides de que este es también un camino de victoria y resurrección. Jesús tomó tu lugar a fin de que no te sintieras nunca más solo(a), aun en medio del dolor.

En este día, recuerda que Él tiene Sus brazos abiertos para amarte, consolarte, fortalecerte,  tranquilizarte y sanarte.

Deseo que tengas un buen día, querido(a) amigo(a), lleno(a) de Su paz: ¡Jesús ha vencido, y está vivo!

Gracias por existir,
Éric Célérier

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.

* indicates required
    *

3 Comments

  1. Blanca on 17/04/2019 at 12:51 AM

    Señor Jesús, gracias por morir por mí, y gracias por tanto amor, te alabo majestuoso Rey de Reyes, gracias por elergirme, Ameeeeen 🙏

  2. Blanca on 17/04/2019 at 12:53 AM

    Gracias Pastor Éric Célérier y a todos, Dios me los bendiga siempre, Gracias Espíritu Santo por tu presencia y gracias Señor Jesús por morir por mí, Amén

  3. Marta Garcia on 17/04/2019 at 11:21 AM

    Recibo este devocional por medio de mi hermana, y a sido de gran bendición a mi vida poder leerlos y recordarme que El vive

Leave a Comment