Has sido creado para soñar

Lunes Face@2x-100-min

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | Has sido creado para soñar


Esta semana te propongo una serie sobre
“El sueño de Dios para tu vida”. Sí, Dios tiene un sueño para tu vida.

Te lo suelo decir a menudo, y no me canso de repetírtelo: Eres únic@. Eres una creación original, nacida en el corazón y la imaginación de Dios, moldeada por Sus manos, llena de Su soplo divino. Te ha creado realmente a Su imagen. Esto es lo que dice la Biblia:

“Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó” (La Biblia, Génesis 1.27).

¿Eres consciente de que has sido concebid@ para tener sueños? No me refiero a los sueños que puedes tener por la noche, sino a sueños relacionados tu vida. Has heredado esta cualidad de tu Creador.

El diccionario define los sueños como:

  • Un deseo precioso
  • Aquello que uno ve, imagina, proyecta y espera en el futuro,
  • Anhelos o proyectos.

El corazón de Dios está lleno de sueños y proyectos para ti. Del mismo modo, tu corazón puede recibir el propósito del Padre. Dios puede sembrar ideas innovadoras en la tierra de tu corazón y cambiar este mundo a través de ellas, transformar la mente de las personas y establecer Su reino en sus vidas.

Amigo mío, no estás en esta tierra para nada. Formas parte del plan divino. Dentro de ti hay una solución, un invento, una oración, …, algo que los demás necesitan. Puede ser incluso que algún día tengas una idea extraordinaria que bendiga a miles o millones de personas, y todo ello empieza por un sueño.

Te tengo mucho aprecio, querid@ amig@, y oro para que durante esta semana el sueño que Dios tiene para ti se haga más y más claro. ¡Hasta mañana!

Gracias por existir,
Eric Célérier

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Deja un comentario