¿Esperas buenas noticias?

Home | Encuentra todos los mensajes | ¿Esperas buenas noticias?

Atraemos lo que esperamos. De hecho, tristemente muchas veces atraemos lo que tememos. Eso es lo que dice la Biblia: “Lo que yo siempre había temido me ocurrió; se hizo realidad lo que me horrorizaba” (Job 3:25)

¿Temes una mala noticia? Te pasa. ¿Tienes miedo de caer enfermo? Caes enfermo. Temes recibir una mala factura, y, como por azar, te llega al buzón. No es por nada que la Biblia dice: “Lo que yo siempre había temido, me ocurrió”.

¿Por qué habla de eso la Biblia? La Palabra de Dios tiene por objetivo darte ánimos y transmitirte las claves de una vida victoriosa y poderosa en Jesucristo. Lo que nos enseña este versículo del libro de Job es que el temor abre una puerta al enemigo. 

Sin embargo, considera esto: la fe es lo opuesto al miedo. Es como un temor inverso: cuando tenemos fe, esperamos que las buenas cosas nos ocurran.

En definitiva, atraemos lo que esperamos, aquello en lo que meditamos una y otra vez en nuestro corazón. De esta manera, si espero lo mejor, atraigo lo mejor. Es por ello que es tan importante nutrirse de la Palabra de Dios, porque nos recuerda Su benevolencia y Su bondad, y al hacerlo, atraemos lo que es bueno sobre nuestra vida.

Puede que me digas: “Eric, eso es demasiado sencillo….”. Es cierto, pero es bíblico. Las soluciones más eficaces no son forzosamente las más complicadas :-) ¡Me gusta la simplicidad de los evangelios!

Te animo a renunciar a todo temor y a todo pensamiento negativo. Pon tus ojos fijamente sobre las bondades del Señor, porque  Él las renueva cada mañana sobre tu vida, querido(a) amigo(a).

Sé bendecido(a). ¡Te aprecio mucho y espero lo mejor para ti!

Gracias por existir, 
Eric Célérier