“Ecce Homo”

2021.04.02@2x-50

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | “Ecce Homo”

¿Alguna vez has escuchado la expresión en latín “Ecce Homo”?

Poncio Pilato era el gobernador romano en Jerusalén, y tenía que decidir cuál sería el destino final de Jesús, ahora que había sido capturado. Aunque no pensaba que Jesús fuese culpable, ante la enorme presión de los fariseos y de la multitud que se había reunido alrededor del palacio, decidió azotarlo y castigarlo severamente, para así tratar de aplacarles. 

Dice la Biblia que Pilato sacó entonces a Jesús a la multitud, tras haberlo castigado duramente, y trató razonar con ellos, diciéndoles: “Mirad, os lo traigo fuera para que entendáis que ningún delito hallo en él. Y salió Jesús llevando la corona de espinas y el manto de púrpura. Pilato les dijo: —¡Este es el hombre! [¡Ecce Homo!]”  (Juan 19:4-5, RVR95). Puedes ver la ironía de Pilato, cuya respuesta implica la pregunta “¿Es este aquel hombre que decíais que es tan peligroso?”.

La verdad es que sí: Jesús es terriblemente peligroso para las tinieblas. Él es “El Hombre”, aquél segundo Adán que iba a morir por el resto de hombres y mujeres del mundo para darles salvación. 

Pero hay algo más: siempre he tenido la idea de que Pilato pronunció también su famoso “Ecce Homo” ante la confusión de la multitud, para confirmar que esa persona que acababa de salir era Jesús. ¡Imagínate lo desfigurado y castigado que debía estar ya! De hecho, el profeta Isaías profetizó: “Pero muchos quedaron asombrados cuando lo vieron. Tenía el rostro tan desfigurado, que apenas parecía un ser humano, y por su aspecto, no se veía como un hombre” (Isaías 52:14, NTV).

Querido/a amigo/a, Jesús sufrió lo indecible para conseguir la victoria en tu vida. A través de Sus heridas, ¡Él te dio salvación, sanidad y un nuevo comienzo! Dios ha derrotado a la muerte para darte una vida plena. ¿Acaso no es maravilloso? 

¡Dale gracias por Su increíble amor!

¡Eres un Milagro!
Christian Misch

¡Eres un Milagro!

Firma Christian (reducida)

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.


                 
   
* Al suscribirte, aceptas los términos y condiciones de uso de Jesus.net, así como la Declaración de Privacidad.

Deja un comentario