¡Dios te sigue amando!

Home | Encuentra todos los mensajes | ¡Dios te sigue amando!

En ocasiones, las circunstancias quieren hacernos dudar del amor de Dios por nosotros: un despido inesperado, una difamación, un pecado recurrente, una traición, una enfermedad, un accidente…

En esos momentos podemos empezar a pensar: “si me está pasando todo esto, es seguramente porque me lo merezco. Dios seguramente no me ama…”. Querido(a) amigo(a), déjame decirte: ¡Nada más lejos de la realidad! Si este tipo de pensamientos empieza a venir a tu mente, ¡recházalos inmediatamente!

Dios te ama, y no hay ninguna circunstancia ni ninguna cosa que pueda quebrantar esa verdad: “Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 8:38-39).

¡Créelo! Nada puede ni podrá jamás separarte de Su increíble amor por ti. Sean cuales fueran tus acciones o la situación por la que estés pasando, Dios te ama y lo seguirá haciendo siempre. Nada podrá poner fin al amor que tu Padre celestial tiene por ti; nada te separará de Él:

  • Ni tus miedos
  • Ni tus dudas
  • Ni la enfermedad
  • Ni la traición de tu cónyuge, de tu amigo o de tu colega
  • Ni tus dificultades financieras
  • ¡NADA te separará del amor de Dios…!

¡Dios es infinito, y Su amor por ti también lo es! Te invito a orar conmigo ahora: “Dios mío, no podré nunca agradecerte suficientemente por Tu amor, por Tu ternura, por Tu paciencia para conmigo. ¡Qué felicidad el saber que nada puede destruir Tu amor por mí! Enséñame a estar siempre más y más cerca de Ti, más cerca de Tu corazón… Que yo pueda oír el sonido de Tu voz, y que cada uno de mis pasos sean guiados por Ti. En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”


ALABANZA: MUÉSTRAME TU GLORIA

En este primer día de la semana, quiero compartir contigo esta versión en vivo de la canción “Muéstrame Tu Gloria”, interpretada por Jotta A. ¡Pídeselo hoy a Aquel que te ama más que nada! Dale gloria al Señor, y pídele que te llene más y más de Su Presencia, que te muestre Su Gloria.

Gracias por existir,
Éric Célérier