¡Dios no ha terminado contigo!

Home | Encuentra todos los mensajes | ¡Dios no ha terminado contigo!


Hace algún tiempo recibí un correo de uno de nuestros lectores que me tocó particularmente. Provenía de Claudia, una chica que vive en Francia, y terminaba con una oración que decía así:

“Si no hubiese cometido tantos errores, Señor, hoy yo no estaría enferma. Si te hubiese escuchado, Señor, con todos los avisos que me diste, no hubiese tenido que pasar por todas esas situaciones complicadas. Quiero cambiar y hacer lo correcto. Acompáñame Señor, para que pueda cambiar a partir de ahora”.

Es cierto que, en ocasiones, las situaciones que nos toca atravesar son una consecuencia de nuestras elecciones y de nuestros nuestros errores. Es verdad que a veces Dios nos previno, nos habló y no le escuchamos,y que tomamos decisiones que nos condujeron al fracaso.

Sin embargo, La Biblia dice que las bondades de Dios no se han agotado y que sus misericordias no han llegado a su fin (lee Lamentaciones 3:22-23).

Claudia tomó una buena decisión, la decisión de reconocer sus errores y de volver al Padre, como hizo el hijo pródigo. Y el Padre, que espera en la puerta de su casa, como el de la historia se pone a correr al encuentro de Su hijo que estaba perdido, y para abrazarlo y besarlo, y mostrarle Su amor. ¡Acércate hoy de nuevo al Padre!

Sí, querid@ amig@, todavía es posible que llegues a ser la persona que el Señor quiere que seas, a pesar de los fracasos, los errores o las faltas que hayas cometido. Dios no ha terminado contigo. Levanta la cabeza y corre hacia Él, Sus brazos están totalmente abiertos para ti.

Gracias por existir,
Eric Célérier