¿Culpabilidad? ¡No gracias!

Home | Encuentra todos los mensajes | ¿Culpabilidad? ¡No gracias!

Empezamos una nueva semana, en la que juntos vamos a analizar una serie de pasajes que te ayudarán a ser libre de una de las mentiras que el diablo trata de poner más a menudo en nuestras vidas: la culpabilidad.

¿Las afirmaciones siguientes te resultan familiares?

  • “No he dado bastante de mi tiempo hoy para Dios…”
  • “Hubiera debido leer más mi Biblia…”
  • “Me gustaría hacer más cosas para el Señor…”

Dios no busca algo de ti. No busca más oraciones por tu parte, ni más buenas acciones, ni nada por el estilo. Es cierto que todas estas cosas son buenas, y nos ayudan a crecer en nuestra relación con Él. ¡Es estupendo que las hagas! Pero el punto que quiero destacar es que Dios no busca tanto que hagas cosas, sino que lo que Él busca es a ti, ¡y te quiere por completo! El autor C.S. Lewis lo dice de esta manera: “Dios no quiere algo de nosotros: sencillamente nos quiere a nosotros”.

Si te enfocas solo en “hacer cosas” y reduces tu relación con Dios a una lista de tareas, puedo garantizarte que la culpabilidad no tardará en aparecer. Hay algo que es clave que tengas claro: Dios no quiere condenarte, sino que quiere liberarte. No te culpes por no hacer suficientes cosas: Dios no está tan preocupado por lo que haces, sino que Él desea estar cerca de ti, tener una relación profunda contigo, sin ningún tipo de superficialidad. ¡Él te busca a ti!

“Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos” (Proverbios 23:26)

¡Dios te ama, querido(a) amigo(a), y desea que te acerques a Él con un corazón totalmente abierto! Eres precioso(a) para Él.

Gracias por existir,
Éric Célérier