¿Buscas a Dios?

1. Face@2x-100-min

Home | Un Milagro Cada Día | Milagros | ¿Buscas a Dios?

Cuando buscamos algo o a alguien, es generalmente porque sentimos una necesidad que nos empuja o nos atrae a ello.

Creo que todo ser humano tiende de una manera natural a desarrollarse en la vida, buscando:

  • la felicidad,
  • la solución a sus problemas,
  • buenas ideas para prosperar,
  • a su alma gemela…

Sin embargo, “buscar” no significa siempre “encontrar”, por desgracia. En ocasiones, quizá buscamos de manera incorrecta, ya sea porque no buscamos las cosas o personas adecuadas, o porque las buscamos en el lugar equivocado, o de la manera equivocada. Muchos, además, tienen su mente contaminada por pensamientos fatalistas,  tales como “cuanto más se busca, menos se encuentra…”

Este tipo de pensamientos, sin embargo, son totalmente contrarios a Dios. Él dice en Su Palabra: “y me buscaréis y me hallaréis, porque me buscaréis de todo vuestro corazón” (Jeremías 29:13).

Sí, querido(a) amigo(a), si buscas a Dios Él se te revelará. Cuanto más te acerques a Él, más se acercará Él a ti (mira Santiago 4:8). Él desea dejarse encontrar por ti. Él quiere manifestarte Su amor incomparable, así como el plan que tiene para tu vida. Con Su ayuda vas a lograr todas aquellas cosas que estaban en tu corazón. ¡Él tiene las respuestas a tus preguntas, ya que Él mismo es la respuesta!

Te animo a que vayas más allá de tus razonamientos humanos, y a que busques desarrollar en tu vida un conocimiento profundo, íntimo y único con Dios. Pon tu fe en acción, búscalo más que nada. ¡Te garantizo que Él no te decepcionará!

Te invito a que hagas esta oración conmigo: “Señor, ayúdame a ser cada vez más consciente de cuán importante es buscar Tu rostro. Es mi deseo estar cerca de Ti, y quiero perseverar en mi búsqueda de Ti, deseo que se convierta en un hábito cotidiano en mi vida. Revélame la profundidad de Tu amor, así como los planes perfectos que tienes para mí. En el Nombre de Jesús. ¡Amén!”

Gracias por existir,
Éric Célérier

¿Quieres recibir este email diario de aliento en tu dirección de correo electrónico? Solo tienes que suscribirte a “Un Milagro Cada Día” en este formulario.

* indicates required
    *

Leave a Comment